Cuándo ahorrar y cuándo gastar

Posted · 4 Comments

Las estadísticas indican que a lo largo del 2009, el ahorro en España creció de manera exponencial. (Ver gráfico y Último informe INE). Los motivos:  ante la incertidumbre y la desconfianza, si me sobran unos €urillos, los guardo por si acaso. Esta actitud aparentemente lógica despierta en mi una cierta curiosidad. ¿ Debemos ahorrar en los momentos buenos o en los momentos malos? Hecha así la pregunta, la cosa ya no parece tan clara, ¿verdad?

Yo creo que debemos ahorrar cuando las cosas van bien, y gastar cuando las cosas van mal.

Fijaos en las hormigas, recopilan alimentos en la época de abundancia y sobreviven sin dificultades cuando no existe alimentos gracias a ese stock. Si hubieran hecho como nosotros, o sea, pulirse lo que se ganaba en la burbuja y más, hoy las hormigas se estarían muriendo de hambre.

Como todo es relativo, que cada uno reflexione y sobre todo, ya que nos toca vivir esto, aprovechemos para aprender cara el futuro.

4 Responses to "Cuándo ahorrar y cuándo gastar"
  1. Fran dice:

    Buenas noches Carlos:

    Estoy 100% de acuerdo Carlos. El simil de la hormiguita es perfecto.

    Personalmente siempre he actuado así, por mi forma de ser.

    Si además se combina con seriedad en el trabajo y una gran capacidad de trabajo y esfuerzo, cosas que fidelizan a los clientes que merecen la pena (económicamente hablando)… los momentos duros como los actuales se llevan mejor.

    😉

    Un saludo,

    Fran.

  2. afalcon dice:

    Tienes toda la razón!

    Me ha recordado una teoría de la publicidad que dice que hay que hacer más publicidad cuando las cosas van bien y por el contrario, gastar menos cuando van mal. Seguramente para utilizar esa energía para canalizarla en otras disciplinas!

  3. Hola Willian,

    Totalmente de acuerdo contigo. No hay mejor forma de ahorrar que invirtiendo bien, porque el dinero parado pierde valor.
    Pero por desgracia, la inmensa mayoría tiene dificultades para tomar decisiones correctas de inversión. Una desgracia provocada en gran medida por el propio mundo financiero, que fomenta complicados productos financieros y prácticas poco “claras” en muchos casos, de ahí la existencia del ahorro tradicional, pero cuando yo hablo de ahorro, me refiero a “separar dinero e invertirlo para disponer de él en un futuro”

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *